El proyecto Escoles Sentinella tiene una duración de dos cursos y el centro escolar lo afronta con “responsabilidad social”

Actualidad

ElInstituto Antoni Pous i Argila de Manlleu participa, durante dos cursos, en el Proyecto de Escoles Sentinella, una iniciativa del Departamento de Salud, el Departament de Educación y Salud Pública con el objetivo de estudiar los determinantes de la transmisión de la COVID-19 en el medio escolar y contribuir a mejorar las intervenciones de prevención y control dirigidas a la comunidad escolar.

Se trata de un estudio que tiene una duración de dos cursos y está formada por cuatro bloques de actividad. Estos son la realización de encuestas y toma de muestras biológicas; evaluación ambiental para determinar si la ventilación de las aulas es adecuada; la investigación participativa para poner en común con la parte investigadora las medidas de sensibilización y concienciación que se habrán acordado entre alumnado, profesorad y familias y, finalmente, durante el cuarto bloque se estudiará también la carga viral y se secuenciarán quince muestras que resulten positivas en el proceso del primer bloque.

Des del nstitut Antoni Pous explican que implicarse en este proyecto supone más dedicación y esfuerzo por parte de todo el profesorado, pero afirman que participan por “responsabilidad social” y para que el proyecto sirva para reducir a la mínima expresión los efectos de la panemia. Este centro ha sido uno de los más castigados por la COVID-19 este curso en Manlleu y ha tenido, durante los últimos meses, un gran número de aulas confinadas.

Font: elter.net

Subscriu-te i no et perdis cap novetat del projecte!

Menu